¿Hay perdedores con el BITCOIN?

Solo abandonando el viejo modelo dorrupto, un nuevo El Salvador es posible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Salir de la versión móvil