¿Cómo me inicio en el oficio de escribir? – Parte 1

¿Cómo me inicio en el oficio de escribir? – Parte 1

Un cordial saludo para los lectores de estas líneas.

El tema sobre el que escribiré un par de líneas, es sobre que me induce a seguir el oficio de escritor.

En lo personal el inicio de mis escritos se da en momentos en los momentos en los viajo, realizando vuelos largos, contemplando el cielo infinito y tremendas extensiones de tierra en el Sur de nuestra América.

Es de esta forma apreciando la grandeza de la creación, que me atrevo a escribir sobre los insignificantes seres humanos, quienes llegamos incluso en ocasiones a creernos todo poderosos.

Mis escritos en ese inicio en su mayoría son personales y relativo a mis pensamientos y gratitud para con el Creador, según recuerdo.

Más tarde me motivan los conflictos políticos que ocurren en el planeta, la polarización ideológica, el contraste entre la inversión militar y la pobreza que a pesar de la tecnología no deja de agobiarnos.

Viví la Guerra Fría de principio a fin y llegue a creer que la caída del Muro de Berlín traería la paz al mundo. Lo que resulto en un fiasco.

La situación política en El Salvador, previa al Golpe de Estado en 1979 me inspiró a realizar varios escritos, algunos de los cuales se publicaron en rotativos del país gracias a fondos donados por personas particulares y otros como lo fueron como editoriales.

Luego vino la época de la fundación de ARENA, período que me llevo a leer mucho sobre los griegos, romanos y otras culturas.

La lucha ideológica que hoy tildo de  inservible, ha dado paso otras tendencias que me mantiene estudiando sucesos políticos mundiales y esto yo diría, inspiro la siguiente fase en la escritura que vino a complementarse con la frustración de ver como las potencias gastan cientos de millones de dólares en armas y guerras, mientras atestiguamos la muerte de millones de seres humanos sacrificados por que la disputa entre las potencias mundiales se da ahora por el control de los recursos naturales, intereses económicos y el dominio del comercio mundial con la intención  de crear un nuevo orden mundial y finalmente un gobierno mundial.

De estas frustraciones surge mi primera obra “Visión de espejo”. El primer borrador que se terminó en 1987. Años después recibió la aprobación de una escritora y critica de nacionalidad argentina, mientras este su servidor fungía como diplomático en La República del Paraguay.

La obra en cuestión está en su cuarta o quinta revisión y deseo publicarla este año 2016.

Luego el deseo de escribir luego reposó muchos años, aunque siempre estuvo presente y colecciono muchos manuscritos cortos, sobre variados temas, que permanecen en las libretas garrapateadas de mi puño y letra.

Pasaron los años y de regreso en el Salvador trabaje en el Instituto Político Mayor Roberto d´Aubuisson cuando COENA estaba bajo la dirección de José Antonio Salaverría, el único presidente del partido que ha tenido el valor de instaurar su Instituto Político y que enseñe la realidad de la política nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración 1 y 6. Roberto d’Aubuisson y Antonio Salaverría

Está época fue la que algunos llaman la del: Oscuro Presidente en el gobierno de El Salvador. Por desgracia a quien el pueblo le entrego la dirigencia del país nos decepcionó y además por todos medios busco la forma de adueñarse del partido. Hecho que pude comprobar cuando finalizaba su mandato.

Como presidente él fue impuesto por un grupo de empresarios y sus intereses, contraria actuación de un partido político que debe dar participación a sus miembros para escoger a sus dirigentes; los patrones del designado a la presidencia, estaban acostumbrados a que el pueblo votara por el candidato que decía la propaganda masiva y los funcionarios electos además seleccionados, implementaban las leyes que servían a sus intereses.

 

Las directrices patronales obligan al presidente Flores a desaprobar el trabajo de Instituto Político de ARENA, su orientación y actuación.

Fue entonces que escuche por primera vez a otro miembro de COENA mencionar que el Presidente Flores desconfiaba del trabajo que como presidente del ARENA desarrollaba Antonio Salaverría, presidente que había sido electo por las bases del partido. Era tal la desconfianza que había decidido no hacerle entrega de la donación de 10millones de dólares recibida del gobierno de Taiwán.

 

Ilustración 2. Francisco Flores. elmetropolitani.com.do

La época era particular muy particular, pues ARENA estaba siendo disputada por sus actuales dueños quienes tras quince años de lucha interna habían llevado al partido a su nivel más bajo de popularidad entre los votantes salvadoreños.

Antonio Saca había sido escogido candidato presidencial de la misma forma que lo fue Flores, sin consultar a las bases, era otro personaje que no tenía ni idea de lo que era el partido y quien solo gracias al trabajo del Instituto Político durante seis meses logra consolidar y unificar sus bases y derrotar por última vez al FMLN.

Fueron seis meses de trabajo los del Instituto Político pues su fin se dio al romper Flores su relación con Salaverría y entonces fuimos despedidos la mayoría de integrantes del Instituto Político.

Gracias s Dios el trabajo que uno desarrollas, siempre te pertenece y el que se impartía en las charlas del Instituto Político, trataba de la historia de cuatro ciudadanos idealistas que se reunían preocupados por la situación que atravesaba el país y pasado el golpe de estado, conocen a Roberto d’Aubuisson y tiempo después se ven obligados a fundar el partido ARENA, ante la demanda de los EE. UU., de celebrar elecciones para redactar una nueva Constitución y posteriormente elegir al nuevo presidente, en medio la guerra que vivíamos en El Salvador.

Ilustración 3. Antonio Saca. elhorizonte.mx

El material utilizado en las charlas de Instituto Político, fue elaborado casi en su totalidad por quien escribe. La información se presentaba en diapositivas con ayuda de Power Point. Resulto que estas charlas fueron las que unificaron el partido y le dieron la última victoria con Antonio Saca como candidato a la presidencia. Este resultado era algo que poco probale cuando se le designo candidato.

De esta forma, su servidor molesto ante la miopía de los dueños del partido, respecto al trabajo realizado, decide que la historia que se presentaba a los correligionarios y los unificó sería la base de un libro que relataría al pueblo salvadoreño cómo y por qué fundó el partido ARENA. Luego el tema me pareció poco extenso y decidí convertirlo en un relato histórico que da inicio en 1932, volviéndose en un libro sobre la era moderna de nuestra política.

Además, esto me concedía el derecho de expresar mi pensamiento, sin reservas, algo que dentro del partido no se era no es posible hoy.

Por fin revelaría al mundo la verdad sobre la guerra en El Salvador.

Claro está que hasta entonces solo lo publicado algunos artículos en la prensa que habían sido corregidos antes de su publicación era mi experiencia con el arte de escribir. Nunca había participado en ningún tipo preparación para ser escritor. Pero la decisión estaba tomada.