Consejos basados ​​en la experiencia de un escritor – Parte 3

3a. Etapa

El proceso de escritura de mi primera historia infantil.

Su producción se integró con el trabajo de Comerciante Independiente que aún desempeño con la empresa NIKKEN, además participaba en talleres literarios, estaba involucrado con el gremio de escritores y la investigación en internet sobre temas relacionados con el delito de escritor formaba parte de cada día.

En vista de que las ventas de  Los Guerreros de la Libertad,  local no mostraba crecimiento, decidí llevar acabo nuevas presentaciones.

Quienes presentamos mis obras de tan buenas opiniones de mi obra, que me pareció un desperdicio que esta permanecía en la cochera. Empezaba a dar crédito a los compañeros escritores que repetían que no pensaban vivir del oficio. Yo en cambio, me dije que me gustaría vivir de lo que me gusta hacer y me gusta en el país, no hay forma de hacerlo, se deben buscar alternativas. El libro impreso presenta muchas desventajas pero la tecnología presentaba nuevas alternativas que decidían estudiar.

Presente la obra en: Santa Tecla, Santa Ana, San Miguel, ciudades donde se presenten con suerte, de 10 a 15 personas asistieron a los presentaciones. Walter y Carlos fueron un gran apoyo en esta labor a la que se suma Roberto Laínez Díaz, cuyo consejo, crítica y talleres contribuyeron a enriquecer el conocimiento de la materia.

En el año 2006 terminé mi primer cuento infantil  Las aventuras de Pepito, Pelota y Pelotilla en El Valle del Encanto  y de nuevo a la búsqueda de quién lo imprima, pero esta vez sí invertí en los servicios de la persona que corre, el profesor Jesús Rosales fue el encargado y los viejos errores, esta vez no se repitieron.

Al no contar con portada, de nuevo me dirigí a un amigo artista plástico El Aleph, quien diseño la portada y tres de los dibujos en lápiz interiores. El óleo que pinto para la portada me lo obsequió y aún lo conservó, los dibujos a lápiz también.

El resto de las ilustraciones: una herencia a mi hija Anabella y otras obras de mi experiencia con Photshop. No hay colores en las ilustraciones interiores de esta obra que atraigan a los infantes de esta primera edición.

Posteriormente, amigos escribieron al conocer el costo que me impidió cobrí por imprimir la obra, coincidieron en que me cobraron más de lo debido. Algo que sucede en cuando eres novato en cualquier emprendimiento.

El promocionar una obra infantil es algo para lo que no está preparado y los libros se acumulan en la cocina y las cucarachas se encargaban de daños.

Mi investigación sobre el mercado de libros en internet y las condiciones de los libros electrónicos se mostraban prometedoras. Intenté hacerlo personalmente con una empresa, pero no lo hice. Mi falta de conocimiento en el tema me llevó a fracasar.

Mi relación con Sandra Machón de Librería La Casita, crecía y en su librería realiza actividades con otros autores nacionales, tristemente la participación de las familias y los lectores era eterna.

Para el año 2003 mi actividad política, se limitaba a expresar el mal manejo del partido que ayude a fundar.

El panorama político de ARENA se caldea internamente, el gobierno de Saca muestra serias divergencias internas y esto lleva a Sandra Machón a sugerirme que escriba a este respecto.

Me tomo el tiempo tomando la decisión, porque la gente que no tiene la palabra que no tiene la menor posibilidad menos entienden de razones, esta es una cosa que no tienen razón.

Pero meditando en este trabajo, además, la única oportunidad de corregir la adjetivación de la primera edición, otras observaciones sugeridas y errores encontrados.

Debía repasar la obra completa y eso además me permitiría definir más claramente mi punto imparcial, aclarar conceptos sobre la inútil guerra y sus muertos a la que fuimos sometidos; este conjunto de factores me impulsó a tomar la determinación y me senté de nuevo a escribir.

La ampliación de la obra alcanzó más de 40 páginas, se corrigió la adjetivación y esta vez los amigos escritos, aceptaron ayudar en la corrección de la obra.

El sistema de impresión había evolucionado, ya contábamos con planes de trabajo para la impresión de esto, el costo de impresión, cambio, la duración de la plancha y la posibilidad de reimprimir eran dudosas.

Los amigos escribieron que trabajaban en la corrección de obra, en mi opinión lo hicieron de forma displicente; cuando por fin la película ha terminado de revisar la obra. Procedimiento para la impresión de la  segunda edición de Los guerreros de la libertad .

El costo bajó, y también la calidad de impresión de las imágenes.

Dos jóvenes amigas graduadas de la escuela de diseño de la Universidad Don Bosco, mis ahijadas, crearon la nueva portada y ahora se imprimieron a colores, y además se encargaron de maquetar la obra. Ellas hijo Kenny Girón y Mariana Rivas.

Aproveche en esta oportunidad de regalar por la compra de la nueva versión impresa, un CD que contenía la filmación de la presentación en Guatemala, hiciera  “Cuestión de minutos”.

Se imprimió la obra, se quemaron los discos y el trabajo fue terminado cuatro meses antes de las elecciones presidenciales. El presidente Saca otro novato en política engañado a las bases y escogido a su candidato presidencial, burlándose de la voluntad de las bases del partido.

Entregue las copias del libro al presidente saliente y al candidato designado como candidato a la presidencia del partido ARENA. Lo poco logrado por los precedentes de ARENA, una élite alejada de los intereses del pueblo que se dirige al partido y un candidato impuesto, son señales claras que sumaban para predecir la perdida de la elección presidencial.

En la segunda edición, el libro contiene el análisis de estas razones y el de los candidatos y el partido de partida y concluye prediciendo la primera derrota presidencial de ARENA, lo que se comprobó en cuatro meses después, al darse los resultados electorales.

Los calificativos que obtuvieron desde traidor, hasta comunista.

Pero quienes perdieron las elecciones y continuamente perdieronlas son los que dirigen al partido. Ellos traicionan los principios de la institución y engañan a su base. Ellos son los traidores.

Cuando el libro ya estaba en librerías, se hizo llegar a la obra de obsequio a María Cristina Orantes una amiga y poeta, de quien aprendió mucho.

No paso mucho tiempo y me llamó para agradecerme la obsecación y además me pregunto si no me molestaba que el hiciera observaciones al libro.

Sabía que María Cristina al leer los periódicos los corrige. El concurso que se agrandió mucho y que cambió a la entrega de una obra nueva. Seguro estaba de que la revisión de mis amigos escritores, había contribuido a mejorar mi obra.

Trascurrido unos días María Cristina me devolvió el libro con las correcciones respectivas. Ustedes como yo, no se pidieron el resultado. La sorpresa fue enorme de las 254 páginas de la obra, creo que solo una vez con las correcciones por hacer.

No sé cómo ustedes se sienten como dos personas conocidas, les aseguro que han hecho un trabajo y luego se dan cuenta de que han engañado, que ni siquiera leyeron la obra.

Nuevamente mi trabajo fue en manos del público y con errores más que los que contaba la primera versión.

CONSEJO

No hay personas que tengan el prestigio de que entreguen el trabajo a personas, que tengan libros publicados u ofrezcan talleres literarios, que tengan el conocimiento y la capacidad para corregir una obra. La amistad en esta situación no vale, solo el conocimiento. Quien tiene la capacidad de corregir un texto, debe ser alguien profesional que disfrute el trabajo y la cobra por hacerlo.

El daño de nuevo estaba hecho. Triste reconoce que solo eres el responsable y estos son sencillamente errores de un principiante. Por supuesto darte por vencido no es alternativa y continuar aprendiendo y en la lucha, es la otra.

Más libros, ahora se apilaban en mi cochera.