El cambio de era que vivimos. (Continua Profecías Mayas)

(Continuación de Profecías Mayas)

La certeza de nuestros abuelos Mayas en cuanto al final de un ciclo de 5.125 años llamado B’aktun y el inicio de una nueva o nueva era, es impresionante y sobre todo reveladora.

Por su puesto un humano como quien escribe apenas lleva vivido un poco más de seis décadas; las que hemos vivido como borregos obedeciendo la voluntad de burócratas que tienen el derecho de tener que beneficiarse de nuestras nacionalidades; y así pasa los años y no veremos en el horizonte el día en que saldremos de la miseria y la pobreza en que nos vemos obligados a vivir. (Lo que sucede en Honduras, es reflejo de las últimas maniobras del Departamento de Estado en el mundo)

Sometidos hemos vivido al gobierno en la sombra y sus marionetas, el gobierno que tiene el objetivo de que sea rico y poderoso, y que tenga el derecho de decidir y someterse a los habitantes de sus nuevas colonias en el mundo.

Como resultado de sus deseos y planos, nos han llegado a guerras, destruido lo que construimos, obligado a salir de nuestra tierra a nuestros profesionales y mano de obra clasificada; con lo que ellos están seguros de una competencia por puestos de trabajo en sus territorios que les permite a sus ganancias crecer, porque no hay necesidad de aumentar los salarios a los nacionales por la mano de la obra barata y preparada que les llega. (¿Tienes idea del costo de graduar un médico en EE. UU., Y en el costo de hacerlo en El Salvador?)

Se aseguró de que los gobernantes, que nos imponen, sigan sus líneas y que estos se encuentren: el mantener a la mayoría de la población a lo largo de una vida educativa, con lo que se asegura en tiempos de la campaña política manipular a esa masa inculta para alcanzar sus objetivos. (Razón por la cual no existe, buen sistema educativo)

Los partidos políticos en nuestro país tienen dueños que aportan el dinero para su sostenimiento. (El que paga el mariachi, pide la canción)

Todo este proyecto se desarrolla durante el quinto B’aktun que finalizó el 21 de diciembre del 2012 el que dio paso al inicio del sexto B’aktun la Nueva Era.

Hoy en día, vemos cambios violentos, pues la infraestructura económica-financiera que nació en 1954 en los Países Bajos en Europa, cruje en sus cimientos, sus paredes comienzan a perderse antes de la nueva era.

Es así como la Unión Europea inicia su proceso de fragmentación con el BREXIT. El Reino Unido es la primera nación en abandonar el sistema de gobierno mundial europeo y menos de un año más tarde en derrotar a los EE. UU. Quien debía dar continuidad al proceso de globalización.

Es electo entonces presidente de este país un empresario que reconoce las necesidades y el sentido de su pueblo y desaprueba el plan de globalización. Este presidente reclama el derecho y la importancia de promover la identidad nacional “América primero” y desea devolver sus ciudadanos al poder que la democracia les otorga para elegir su destino.

Un año después de que el electo, las consecuencias sin precedentes nos confirmen que el cambio de era que predijeron los abuelos Mayas se está dando. Los Estados Unidos, el país en el que está estado en curso, está purgando la corrupción y el egoísmo del gobierno en la sombra de la forma dolorosa, pero aleccionadora.

Está claro con este proceso, que al final la verdad prevalece y que el bien se va imponer.

Los USA., el país al que hemos permanecido sometidos descubre que sus sistemas electorales han venido siendo manipulados y su democracia burlada. (Coincidentemente lo mismo ha sucedido por décadas en nuestro país)

La corrupción de instituciones como el FBI (Buró Federal de Investigaciones) el cuerpo de policía con un presupuesto de nueve billones de dólares queda al descubierto (Casualmente nuestros sistemas de seguridad sufren de ese mal)

El Pentágono desde donde el tema militar en USA se dirige, es sometido a una auditoría. Y queda al descubierto la corrupción del gobierno en la sombra: $ 8,700 millones de dólares destinados para la reconstrucción de Irak están desaparecidos, otros faltantes se investigan. (Que raro que la corrupción haya sido costumbre entre los dirigentes de nuestra Fuerza Armada en El Salvador y se permita que no este preso el oficial que entrego Isla Conejo a Honduras)

La corrupción crece y pretende imponerse a un Senador en la reciente elección en Alabama. Pero parece ser que se está probado el fraude electoral y no será electo. (Nada raro, en El Salvador, como buenos imitadores, permitimos que extranjeros y la oligarquía nos imponga candidatos al pueblo)

El Opio, la droga considerada “epidemia” en USA., (la amapola) no solo enriquece a banqueros, cárteles y funcionarios de gobierno corruptos, sino que también causa la muerte por sobre dosis de 91 personas diaria. 33,000 personas murieron en el 2015 por sobredosis, equivalente a tres veces más los muertos por homicidio. (Entonces no resulta extraño que en El Salvador los cárteles financien diputados, ministros y que para ellos trabajen funcionarios pagados en el sistema judicial)

La inseguridad en los USA., debido a proliferación de pandillas, su libre tránsito por las fronteras y la no aplicación de la ley para prevenir su actividad, está llegando a su fin (Este trato preferente para criminales sin duda se refleja en la inseguridad que vivimos en El Salvador)

Todo lo mencionado es producto de quienes dirigieron la era pasada, un poder egoísta, oscuro que busco privarnos de nuestra poca independencia, soberanía y convertirnos en una colonia más de su mundo global era su objetivo.

Hoy vivimos un proceso de cambio, vivimos una nueva era.

El sacudirnos del control de está élite ha dado inicio, vivimos el cambio de era. “El fin del período del quinto sol (que sucediera el 21 de diciembre de 2012) ha dado paso a una nueva era, en la que se dan cambios positivos en todos los sentidos para la humanidad”, según han asegurado sacerdotes y guías espirituales mayas de Guatemala.

Profecía Maya

Sin duda estos cambios positivos se están dando.

Claro está que quienes ostentaron el poder por tantos años, no desean perderlo y lucharan por mantenerlo; pero vamos a derrotarlos.

Necesitamos recuperar nuestros valores, nuestras tradiciones, nuestra familia, hacer valer nuestra identidad y soberanía para poder nuevamente sentirnos orgullosos de ser salvadoreños. Hombres trabajadores quienes labramos un futuro de progreso y contribuciones al desarrollo del mundo.

Somos la resistencia, luchamos por un futuro próspero para todos y cada uno de los habitantes del planeta, en paz y armonía.