El camino belicoso hacia la elección 2020 (La próxima elección presidencial en EE. UU.)

Septiembre 09 2019

Donald Trump se dirige a su reelección en noviembre del 2020, pues al ver la cantidad de personas que atienden sus problemas políticos, y el entusiasmo que los asistentes en sus víctimas, pocas dudas subsisten de que están bastante satisfechos con los logros que junto al presidente que eligieron han logrado en menos de tres años de trabajo.

Puedes evaluar estos logros aunque la gama de beneficios es muy amplia ya que se extienden desde evaluar los derechos religiosos, la protección de sus ciudadanos, la creación de un número de registro de empleos en la que se incluyen las minorías étnicas, la recuperación económica lograda con la baja de impuestos y modificaciones de regulaciones que impiden el desarrollo, el logro de volverse energéticamente autosuficiente, obtener el financiamiento necesario para devolver la supremacía a sus fuerzas armadas, exigir a sus aliados en la Unión Europea a cumplir con sus compromisos en materia de seguridad y demanda de trato comercial, aspecto comercial que también se demanda a rivales comerciales como China; estos y muchos otros logros son los que sus rivales políticos ignoran,

Pero además el gobierno desarrolla otra mano de obra y está siendo la oferta de la campaña presidencial y que fue bautizada como “drenar el pantano”, tarea nada fácil y que se desarrolla pacientemente.

El drenado del pantano o sea la limpieza del dispositivo burocrático, es algo que debe desarrollar de forma metódica y apegado a las leyes, pues lleva implícita la limpieza profunda de miembros que laboran en instituciones gubernamentales, quienes se crean consolidados como una nueva clase con privilegios y autoridad con la que se sentían con derecho a la dirección del destino de la nación, violando los derechos constitucionales del ciudadano común.

Esta labor de la que poco se sabe y poco se comenta es la que más afecta al gobierno en la sombra y al gobierno profundo, además de afectar a sus corruptos empleados en la administración del gobierno, el partido demócrata y medios de prensa tradicionales, quienes repiten las consignas designadas para proteger sus intereses y distraer la atención ciudadana con el fin de dividir a los ciudadanos al radicalizar su opinión.

Finalmente al ver perdida la batalla estos gobiernos y miembros demócratas en el congreso parecen haber tenido una sola opción: la de intentar procesar judicialmente al presidente, con la posibilidad de condenarlo y esto lo hacen con la esperanza de que pueda quirúrgicamente alguna causa para concretar el plan, pues casi dos años de investigación y más de treinta de millones de dólares gastados, el fiscal especial Robert Müller y su corrupto equipo anti-Trump no fueron enviados de presentar pruebas en contra del presidente Trump.

El drenar el pantano es el trabajo de limpieza de la estructura gubernamental, la que incluye secretarías de estado (ministerios), agencias de seguridad, instituciones militares, entidades autónomas y esto además circunscribe la depuración de la misma rama ejecutiva del gobierno.

La labor desarrollada no ha sido fácil, aún este mes de septiembre del 2019 miembros del departamento de justicia han sido anunciados por un juez federal, que defiende a exfuncionarios que han violado la ley, no es lo correcto. También hemos sido frecuentes los despidos de funcionarios que este gobierno heredo, promocionó y contrato. Los últimos despidos incluyen al director de inteligencia nacional Daniel Coats y este martes 9 fue despedido el director de seguridad nacional John Bolton .

Esta limpieza del pantano no es publica en muchas ocasiones, porque siendo gubernamental se rige por leyes que la restringen.

Ahora limitándonos al sistema judicial, rama ejecutiva partido demócrata (tema que tallo en mi próximo libro que se titula: La revolución mundial ciudadana ) son abundantes las pruebas que se acumulan en contra de los altos funcionarios de la administración Obama quiénes han cometido serías controladas leyes y procedimientos.

Entre ellos encontramos a miembros de la rama ejecutiva, del departamento de justicia, del FBI, agencias de inteligencia, el comité nacional demócrata, a la que se suma la constante y maliciosa complicidad de la transmisión de información falsa de la prensa tradicional.

Esta situación legal se cierne peligrosamente sobre el partido demócrata quiénes son la cara visible de los gobiernos en la sombra y profundo quienes son los que verdaderamente pierden el control sobre los destinos de esta poderosa nación. Y llegan a no tener otra opción que la radicalización ideológica a la que se dirigen utilizando y esgrimiendo el racismo, diferencias religiosas y étnicas, además de ignorar los logros de la administración.

Acusan de racista al presidente que más trabajos a creado para afroamericanos, latinos y asiáticos en la historia del país.

Esgrimen que se hace necesario imponer más impuestos, cuando esta es una de las medidas que ha contribuido al aumento de la inversión, a la repatriación capitales y ha resultado en el aumentado de más seis millones de empleos.

Insisten en establecer políticas ambientalistas cuando la producción de carbón ha generado miles de empleos y sus emisiones son controladas.

Radicalizan temas que van en contra de las libertades religiosas, cuando congresistas demócratas y candidatos presidenciales hacen eco del islamismo y se vuelven antisemitas. Proponen la incorporación de la ley Sharía la que admite el sometimiento de la mujer y dicen ser feministas y utilizan para sus protestas y fines de desestabilización a grupos terroristas como ANTIFA.

Gobernador demócrata Ralph Northan de Virginia. apoyan el que un niño pueda ser asesinado una vez nacido, si su madre así lo decide. Este tema es utilizado para causar discordia en contra las religiones que se oponen al aborto.

A pesar de que el pueblo norte americano sufre deficiencias en el sistema de salud, los veinte candidatos presidenciales demócratas afirman que los migrantes ilegales tienen derecho a que se les brinde atención médica gratuita y sus hijos a recibir educación. Además, sostienen que el acceso a territorio norteamericano de ilegales debería ser irrestricto. Declaran ciudades santuario en las que la policía local no debe colaborar en la entrega de criminales al gobierno federal.

Si analizas las anteriores demandas, estas tienen como objetivo descarrilar el sistema judicial, económico y de seguridad de la nación. Y si a esto sumas sus propuestas ambientalistas como las de que no se construyan rascacielos con vidrio, que se termine con la crianza de ganado, que no se produzca carbón, que dejen de volar los aviones y que se dejen de usar combustibles fósiles, pues acarren daño ambiental; medidas que de implementarse serían muy onerosas y el daño económico para el país sería irreversible.

La posibilidad de enjuiciar al presidente y condenarlo, es un albur que aún no cuenta con base para implementarse, pero el congreso con mayoría demócrata está decidido a llevarlo adelante y planean a aprobar su procedimiento, el próximo jueves 13 de septiembre del 2019. Los demócratas y la prensa esperan que la causa o motivo para enjuiciar al presidente “aparezca”, pues no la tienen aún y menos cuentan con el apoyo de 70 % de los votos necesarios en el senado, para cesar al presidente sus funciones.

La batalla entre el movimiento Trump y los demócratas está que arde.

El gobierno sigue procesos judiciales que aún son boicoteados por burócratas y hasta la fecha ninguno de los altos oficiales de gobierno que han resultado culpables de violar la ley enfrenta cargos judiciales.

Así se observa el camino electoral a trece meses de la elección presidencial.

Sin duda la presión mayor está sobre los demócratas, las pruebas se acumulan en contra de los funcionarios de la alta jerarquía de la administración Obama, además estos involucran al comité nacional demócrata, y la señora Hillary Clinton está siendo llamada a declarar bajo juramento, las instituciones y prensa al servicio de esta causa enfrentan demandas judiciales y los niveles de audiencia de estos medios de información están por los suelos, lo que indica que han dejado de tener credibilidad para la audiencia nacional.

¿Quién ganará la batalla el pueblo y el gobierno que ellos eligieron?  o la élite que dando prioridad a sus intereses hizo crecer a China y sometió a los norteamericanos al desempleo y la miseria.

Nota.

  • Gobierno en sombra.

Integrado por una élite empresarial que ha corrompido el sistema democrático.

  • Gobierno profundo

Integrado por personal sobornados por el gobierno profundo dentro de las agencias de inteligencia del estado. CIA, NSI, FBI, etc.

 

Ernesto Panamá

Escritor

http://www.ernestopanama.com