La corrupción en Washington D. C. retrocede

ERNESTO PANAMÁ | Domingo, 25 de octubre del 2020

Existen aquellos que por dinero venden a su madre o a su país.

La corrupción que a continuación describo involucra la familia de un político corrupto cuyos actos se dan durante las administraciones de Hussein Obama.

El vicepresidente Joe Biden es nombrado por el presidente, enviado especial a China y Ucrania.

Acontecimientos:

El 14 de nov 2013 Devon Archer socio de Hunter Biden hijo del vicepresidente conduce a una delegación de empresarios chinos a la Casa Blanca, fueron recibidos por el secretario de comercio John Bryson, el subsecretario de estado Robert Hormats y el vicepresidente Joe Biden. Esta reunión fue publicada en la página web de la Cámara Nacional de Comercio de Italia. ¡Curioso es el que esta visita no está registrada entre las visitas a la Casa Blanca!

Finalizando el vicepresidente vista a Ucrania, antes de partir le dice al presidente Poroschenko que: “si no despide a fiscal general, no recibirá los dos billones de dólares” (Escúchelo en este enlace).

Con el tiempo las cosas que no son correctas se revelan y pagas el precio.

Los drogadictos padecen de lagunas mentales y Hunter no fue la excepción.

Olvidó su laptop en la tienda de reparaciones. La boleta de entrega está firma por él. Y la ley reza, que pasados noventa días si no es recogida y cancelada la reparación, el dueño de la tienda pasa a ser propietario de la computadora.

El dueño de la tienda conoció del contenido del disco duro, lo copió y sabiendo que, si no lo denunciaba a las autoridades él el nuevo dueño se volvía encubridor de esa información. Por esta razón la entregó en septiembre 2019 al FBI. Transcurrido un año, sin que el FBI hubiese procedido a investigar el contenido, decide entregar otra copia a Rudy Giuliani, abogado del presidente Donal J. Trump.

Giuliani comprueba el contenido y entrega copia del disco duro al periódico New York Post, él que publica la primera parte de la información. Esta muestra como la familia Biden por casi 50 años se ha enriquecido con acciones ilegales, defraudando al gobierno y permitiendo que naciones como China se enteren de la corrupción del vicepresidente, por lo que él y su familia se vuelven sujetos de chantaje. A este proceder se le llama traición y sin duda esta persona no debe ser presidente.

Aún no se conoce el contenido completo del disco duro, pero día a día la evidencia se viene conociendo y comprobando desde la pasada semana.

Interesante es que las empresas Facebook y Twitter cancelan las cuentas del prestigioso periódico, aduciendo que la información publicada es falsa sin comprobarlo. Borran además el contenido de las personas que lo volvieron a publicar, incluso el que yo publique.

Estos monopolios durante más de tres años nunca prohibieron las mentiras con las que se acusó al presidente Trump y finalmente la investigación lo exonera resultando que esas noticias eran falsas.

El abogado del presidente encontró en el disco duro pornografía infantil, videos de Hunter fumando crack, exhibiéndose desnudo y con supuestas prostitutas, además de textos que indican como los chinos pagan para aventajar a su rival. Giuliani entrega la información a la policía de Delaware.

En la información se da a conocer como Joe Biden ha enriquecido a su familia, ellos reciben el dinero, pero deben pagar a Joe un 10 %.

Su hermano desarrolló proyectos habitacionales en Costa Rica y desarrolla otro en Iraq por valor de mil quinientos millones de dólares.

La esposa de un oligarca constructor, entonces alcaldesa de Moscú entrega 3.5 millones a Hunter Biden para que facilite el que su esposo entre en el negocio de la construcción en EE. UU.

El Banco Nacional de China dependiente del partido comunista entregó mil quinientos millones de dólares para un fondo de inversión a la empresa Rosemont Seneca Partners cuyos socios eran: Chris Heinz hijastro del exsecretario de estado John Kerry  y Hunter Biden. Hunter además facilita a empresas militares chinas acceso a la compra de repuestos.

La situación empeora cuando Tony Bobulinski, CEO y asociado de Biden con inversionistas chinos declara que el exvicepresidente miente cuando dice no conocer las actividades de su hijo. Bobulinski ha aportado pruebas, declara ante el FBI y declarará ante los comités del senado y el congreso sobre el involucramiento de la familia Biden en ilícitos.

Así llegamos a 10 días de la elección presidencial en EE. UU.