Mentira y verdad

Actualmente la mentira prevalece sobre la verdad pues muchos que poseen la capacidad de revelarla callan por temor y la prensa al servicio del globalismo la oculta, provocando que la mayoría de la humanidad la desconozca.

Dar a conocer la verdad entonces resulta difícil.

Esto permite a los globalistas ocultar intenciones, ofrecer distracciones, comprar voluntades facilitándoles el establecimiento del gobierno mundial. Debo admitir que es un reto dar seguimiento a la forma cambiante de sus acciones pues no todas son obvias, por lo que sus efectos no son previsibles y sus consecuencias devastadoras. Esta manera de actuar dificulta al ciudadano común descubrir lo que acontece y facilita que se acuse a quiénes revelan la verdad de paranoicos, inventores de teorías conspirativas, etc.

Resulta escabroso asociar el antiguo “sistema colonialista”, con la “polarización ideológica” y la “globalización”; pero el fin de someter a las naciones a un poder superior no ha variado. El método se alterna, ya no se utilizan tropas invasoras, tampoco se provocan “guerras civiles”, ahora se demanda la firma de acuerdos comerciales regionales para garantizar el sometimiento de regiones y no solo de países.

Asimilar estas nuevas etapas de guerra es imposible para quienes creen que la lucha es únicamente por el establecimiento de un sistema capitalista o comunista. Siendo la polarización solo un medio para dividir sociedades. La comprensión tampoco es fácil para aquellos que creen que ser miembro de un mundo globalizado, es diferente a ser un país colonizado en el pasado. ¿O has llegado tú a creer qué porque te señalan que vives en un mundo global, eres igual que ellos?

De esta realidad no te informan las noticias locales, cómplices de conducirte a la esclavitud.

La concentración de riqueza en manos de quienes creen tener la capacidad de dictar tu destino y sus cómplices asalariados locales son la verdadera amenaza y a quienes debemos combatir.

Sin tener oportunidades para la educación, la capacitación técnica y empleo la superación individual y de nación nunca serán posibles.

La igualdad global está tan lejos de la realidad como la utopía comunista.

La superación es personal, pero debes entender que el bienestar familiar puede ser impedido por este tipo de gobierno y convertirnos en esclavos.

Tú eres la solución, pero la percepción de lo que sucede a tú alrededor solo tú la puedes mejorar. Es peligroso limitarse a las falsas perspectivas que la prensa local te ofrece y también a lo que hasta aquí lees.

Tú tienes la capacidad de ampliar el discernimiento si te lo propones. Nuestro futuro depende de cuan urgente ajustemos nuestras vidas a la realidad.

El manejo de la propaganda nos ha impedido vernos como marionetas manipulados por empresarios, políticos, militares y gobiernos corruptos; mientras nuestro nivel de vida se deteriora, no encuentras oportunidades de superación, te sientes impotente, temeroso y no alcanzas a comprender la razón del porque no hay futuro para tus hijos.

Pero debes saber que esto no siempre fue así. Antes de la 2ª Guerra Mundial se dio el progreso, hubo gobiernos honrados y nuestros antepasados con menos tecnología vivieron el progreso y el desarrollo. Esta época oscura que vivimos inició finalizada la Segunda Guerra Mundial.

El proceso destructivo y de corrupción avanzó desde 1945 y se perfecciona hasta el siglo veintiuno, dejando durante su implementación millones de víctimas inocentes.

La élite que no alcanza el 1 % de la población mundial es la que ha venido disponiendo de nuestros recursos y de nosotros como miembros de la aldea global y creen que deberíamos ser sometidos a un gobierno mundial.

Avanzaron entonces generando conflictos militares, ideológicos, religiosos o étnicos y su accionar no cesará aun instaurado el gobierno mundial, pues el caos les permite mantener un mundo dividido, controlado y asegurando una constante depuración interna.

Los cambios son permanentes y el exceso de beneficios para pocos y la explotación de las mayorías condujo a una reacción “democrática y pacífica” la que hace crujir sus cimientos revelando la identidad de quienes sirven al proyecto totalitario mundial.

Espero empieces a ver la similitud entre las revoluciones democráticas del 2016 en el Reino Unido y los Estados Unidos de Norte América, del 2018 en México y del 2019 en El Salvador. Que reconozcas a tus enemigos, te sumes a derrotarlos unidos iniciemos la ruta del progreso.