Trump y Xi, le dan un regalo al mundo

Lo que se decía imposible de lograr, se ha logrado. Se ha firmado el primer acuerdo comercial entre China y los Estados Unidos.

Esto confirma nuevamente que los abuelos mayas tenían razón, “Vivimos una nueva era”.

Claro que aquellos pesimistas, los que viven en el pasado, que deseaban y afirmaban que esto no era posible, continuarán en su tendencia negativa, esperando que este ejemplar acuerdo entre dos potencias cuyos regímenes son bastante disímiles han alcanzado fracase.

Pero por hoy, quienes vivimos el presente celebramos.

El mercado de valores Dow Jones alcanzó los 29,000.

El NASDAQ supera los 9,000 puntos.

S & P 500 supera los 3,000 puntos

El contenido completo de la a primera fase del acuerdo firmado, está disponible en el enlace anterior. NOTA. Esta en idioma inglés.

Este acuerdo incluye los temas siguientes:

  1. Propiedad intelectual, patentes.
  2. Transferencia de tecnología
  3. Comercio de alimentos y productos agrícolas
  4. Servicios financieros
  5. Políticas Macroeconómicas, temas de intercambio de moneda y transparencia.
  6. Ampliación de comercio internacional
  7. Evaluación bilateral y resoluciones de disputas
  8. Provisiones finales.

Esto en mas detalle implica que China accede a que en dos años comprará 200.000 millones de productos estadounidenses. Lo que incluye importaciones agrícolas de entre 40.000 y 50.000 millones de dólares. Además, envuelve la compra de 77.700 millones en productos manufacturados, 52.400 millones en compra de energía y 37.900 millones en compra de servicios.

China se ha comprometido a no usar la devaluación de su moneda y eso la ha valido que como país ya no aparece en la lista de manipuladores de divisas. Estados Unidos suspende la aplicación del 15 % de impuesto a 160.000 millones de importaciones chinas que debió entrar en vigor en diciembre 2019.

Se mantiene el arancel del 25 % a importaciones de China por valor de 250.000 millones de dólares. Esta tarifa se eliminará tan pronto finalice la negociación de la “Fase 2”.

El presidente Xi envió una carta al presidente Trump que fue leída por viceprimer Liu He que dice lo siguiente:

Xi: Debemos trabajar juntos.

Agrega el presidente de China. La conclusión de la fase uno del acuerdo entre China y los Estados Unidos es buena para ambos países y todo el mundo.

Necesitamos igualdad y muto respeto para solucionar cuestiones juntos. Ambas partes debemos implementar el acuerdo con “verdadera convicción”, y alcanzar progreso en comercio y cooperación económica. Un saludable y estable crecimiento en las relaciones requiere esfuerzos de las dos partes.

Xi agrega que tiene esperanzas en que los EE. UU. tratará a las compañías chinas justamente  y se compromete a trabajar de cerca con Trump.

Añade: Creo que, bajo nuestra guía, las relaciones China – EE. UU. nos traerán mayores resultados y esto proveerá más beneficio a nuestros pueblos.

Xi concluye desando a Trump y su familia los mejores deseos, felicidad y éxitos en el Año nuevo chino.

Así es amigos lectores, el primer acuerdo comercial de la historia entre China y los Estados Unidos, se ha firmado, el acuerdo México, Canadá, EE. UU. ya fue aprobado por el congreso norteamericano, los acuerdos con Japón y Corea están vigentes y todo esto elevará las economías de nuestro patio trasero y estos países a niveles históricos; estas son muy buenas noticias que se verán reflejadas en nuestra economía también.

Casi tres años se cumplen en los que los EE. UU. no ha iniciado una nueva guerra.

Este gobierno además está combatiendo la corrupción, y claro cambiar el viejo estilo de gobierno encuentra feroz oposición de quienes antes ostentaban el poder; pero el pueblo estadounidense esta dispuesto a continuar este proceso, pues no desean que el estado controle sus vidas, ellos han decidido forjar su destino.

Los políticos, los empleados públicos son nuestros empleados, no nuestros amos.

Somos quienes tenemos derecho a voto, quiénes decidimos quién nos gobierna, ¡no lo olvidemos!