La historia que no viviste – 3era. Entrega

Solo para jóvenes menores de 40 años.

 

Continuar esta nota en los años 60, cuando apenas se contaba con 10 años.

Cnel. Jose maria lemus

La propaganda que recibía la población salvadoreña era que los comunistas eran la amenaza que nos quitaría propiedades, libertades y que todos deberíamos ir al campo cosechar cosechas como en Cuba y estas noticias se trataban las conversaciones de los adultos y algo se iba ya sembrando en las mentes de la parte de nuestra generación, el otro segmento de esta generación, la información, la comunicación, la comunicación, la música, la música, la música, la comunicación, la radio y la sensación de inconformidad. Pueden ser ocultadas y alcanzar los medios noticiosos locales.

Junta de Gobierno 1960

La gente que escuchó este lado de la historia, fue una vez más convencida de que se acaba con los regímenes militares, la democracia no llegó y la explotación de la clase dominante continúa y no existe entonces la oportunidad de progresar y superarse.

Los militares eran entonces los presidentes en El Salvador: el coronel José María Lemus gobierna de 1956 al 1960 es derrocado por una Junta de Gobierno para militares y civiles:  https://es.wikipedia.org/wi… / Junta_de_Gobierno_ (El_Salvador)
Un año después de entregar el poder al llamado Directorio Cívico Militar que gobierna por un año más. https://es.wikipedia.org/wiki/Directorio_C%C3%ADvico-Militar

 

PCN

Esfimero paso por el gobierno

Dr. Eusebio Rodolfo Cordón Cea

Seis meses después entregan el poder provisionalmente a Eusebio Rodolfo Cordón Cea y para entonces la maquinaria está preparada y caemos en los años del PCN (Partido de Conciliación Nacional) la dinastía comienza con la elección del presidente: Coronel Julio Adalberto Rivera, y le siguen el Fidel Sánchez Hernández, el coronel Arturo Armando Molina, hasta terminar con el general Carlos Humberto Romero, el último gobernante militar del país.

Con el tiempo voy comprendiendo estos bachilleres que estudian la carrera militar no son electos democráticamente, si no a través de elecciones fraudulentas eran existentes

Cnel. Julio A. Rivera

La política de seguridad nacional de los EE. UU., Pues con él está garantizado evitar el ingreso del comunismo en El Salvador. Según ellos, los regímenes militares eran su mejor opción.

Fracasa al tratar de distraer la atención de problemas internos con una guerra que duró solo 100horas.

Gral. Fidel Sánchez Hernández

Por si no lo saben en esta época. Los años 60. La caída de los brazos. Las juntas de gobierno. .

 

Sin embargo, debe quedar claro que esta persecución no es el resultado de la iniciativa de nuestros gobiernos, los gobernantes coroneles y generales, solo siguieron las directrices de los asesores de Estados Unidos. UU., Destacados en las unidades de inteligencia de Casa Presidencial y Cuerpos de Seguridad. Ellos dirigen la persecución política para “evitar la llegada de los comunistas al poder”.

 

Fracasa es el intento de convencer a la nación de la reforma Agraria, acabar con el orden social y el terrorismo.

Cnel. Arturo Armando Molina

Así, se instituye la persecución política, obedeciendo las órdenes del exterior.

¿Por qué debían los presidentes llevar adelante estas órdenes?
Existen para esto razones externas, internas y de inicio.

Carlos H. Romero, general y presidente su derrocamiento precede al aumento de la tensión y la guerra que se extiende por más de 13 años.

Gral. Carlos h. Romero

Desde 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el mundo se polariza en dos tendencias en Capitalista y otra Comunista.

La mayoría de los lectores, no habían nacido cuando los EE. UU. (Estados Unidos) y la URSS (Unión de Re-públicas Socialistas Soviéticas) representantes del capitalismo y el comunismo, deciden erigirse como los amos de los habitantes de la tierra y decidir enfrentarse con ellos exponer sus tropas y hasta ahora la gente de los países que se proponen dominar, por supuesto, tienen las armas y los fabricantes, buen negocio, el pleito, las armas, el debilitamiento y los más dependientes.

 

Está claro que esto, ni siquiera lo sospeché en esa época.