¿Existe un poder mundial?

Conocer es saber y para lograrlo debes aprenderlo de fuentes diferentes, las que luego de analizar te ayudarán a formar tú criterio.

Ser escritor es una profesión arriesgada pues, el viento se llevó las palabras, pero las escritas permanecen y tu nombre la respaldas cuando al final del trabajo tú las respalda.

Este nuevo siglo como los abuelos Mayas lo anunciarán nos conduce a vivir una nueva “era”.  Esto quiere decir que seremos conducidos a vivir un largo y distintivo período de historia con características particulares.

Por supuesto creerlo y entenderlo el 21-12-2012 cuando dio inicio era imposible. Pero pasados tres años y medio, junio y septiembre 2016 no podías ignorar que grandes cambios empezaban a darse.

Es hasta a partir del 2016 que los cambios que se dan en diferentes países dan credibilidad a las palabras de los abuelos Mayas.  Los ciudadanos del mundo hemos iniciado el camino, largo y penoso hacia una nueva “era” que traerá bienestar y progresos para los ciudadanos del mundo.

Es entendible que este cambio deberá ser gradual, plagado de obstáculos pues la vieja era era regida por una clase cuya hegemonía termina debido a sus corruptas prácticas. Y fueron los habitantes de distintos países quienes deciden que sus derechos ya no deben estar sujetos a la voluntad de quiénes pretenden dictarle nuevas normas de vida.

Ellos para lograr su objetivo deben “desculturizar” a las naciones, medida necesaria para someterlos a los nuevos valores y aceptes sus normas de gobierno y sus demandas. Este método no es nuevo lo aplica efectivamente el Partido Comunista Chino, el régimen cubano, Corea del Norte y se está implementando en Nicaragua y Venezuela.

Para entender lo que ha sucedido, debes saber que el sistema que estamos dejando, no nació como tal, ha evolucionado y forjado alianzas con el Partido Comunista Chino con quién antes fueron enemigos, pues concluyen que sus métodos son complementarios. El Orden Mundial posee los recursos monetarios el PCCh sabe cómo someter a miles de millones de personas. Esa alianza y no tú, decidirán tu futuro, el de tus hijos si llegaban a triunfar.

Por supuesto para resumir esto en 700 palabras, debo dejarte trabajo y tú deberás investigar lo ocurrido antes del 2016.

Inició en junio 2016 cuando el pueblo británico va a las urnas y en mayoría deciden abandonar la Unión Europea y en noviembre de ese año el pueblo norteamericano elige a Donald J. Trump presidente

Es importante que como lector entiendas que estos cambios son decisión de “los pueblos” que libremente acuden a las urnas.

Ampliación sobre estos temas, la encuentras en tres libros que he publicado con detallan estos procesos. Los puedes adquirir haciendo clic sobre los nombres de los títulos:

El principio del fin de la corrupción,

¿Qué sucede en EE. UU.? y

Revolución mundial (El pueblo decide)

Bien estas dos elecciones en el 2016 provocan que los gestores de la “globalización” el Orden Mundial y el Partido Comunista Chino, se vean forzados a exponer públicamente intenciones y protagonistas que permanecían ocultos a la población del mundo. El verdadero poder aún conserva cierto anonimato, pero con interés te será sencillo conocerlos.

El cambio mandado por los electores demanda en El Reino Unido y los EE. UU. además del relevo de gobierno un cambio “estructuras”.

El Reino Unido debe ir nuevas elecciones hasta este que el pueblo elige un gobierno comprometido en respetar la voluntad popular. Es el Primer Ministro Boris Johnson quien finalmente afirma a los electores el 2020 abandonaran la Unión Europea.

En EE. UU. el presidente sufre acoso y desprestigio para evitar su elección y electo intentan destituirlo. En mayo inician una nueva etapa de desestabilización provocan desórdenes en estados y alcaldías gobernadas por demócratas. Intentan evitar la reelección de Donal J. Trump, este plan se extenderá pasadas las elecciones para deslegitimar la voluntad popular.

La acción del Partido Comunista Chino, que ataca al mundo lanzado del Virus Wuhan, el que afecta paraliza la economía mundial, se suma al apoyo globalista.

En México en el 2018 el bipartidismo es derrotado por primera vez en 70 años. Manuel López Obrador asume el mandato de cambiar la estructura de poder y los anteriores gobernantes se lanzan a boicotearlo y desprestigiarlo.

El pueblo salvadoreño decide ser parte de la nueva “era” en el 2019, el pueblo decide elegir presidente a Nayib Bukele. El mandato incluye romper con las viejas estructuras que los han impedido su desarrollo por más 60 años.

Me he referido a dos países desarrollados y anglosajones y a dos de Latinoamericanos subdesarrollados. Los cuatro en común tienen que en las urnas deciden acabar con los sistemas de elites que no permitieron su desarrollo razón por la que son derrotados.