Hablar con la verdad tiene un costo; callar es de cómplices y cobardes

Publico mi primer libro “Los guerreros de la libertad” frustrado al asegurarme de que la Ilusión había sido asesinada por la realidad. Explicó, el partido ARENA se funda para conservar nuestras tradiciones, cultura, valores y ofrecer a los salvadoreños una institución democrática que los represente, cuando la amenaza comunista se cernía sobre El Salvador. 

Muerto su líder, el partido pasa a manos de los que laman dueños del partido y lo justifican pagando las planillas y colocando a empleados de sus empresas para dirigirlo. 

Era evidente al menos para quién escribe que este camino de rumbo lo llevaría al fracaso. 

Al retirarme del partido la crítica, el desprestigio, etc., no fue fácil de soportar. Pero hubo intento de recuperarlo cuando Antonio Salaverría llega a dirigir el partido. Durante seis meses me integro al trabajó partidario, somos despedidos pero la imagen del partido lograda permite ganar la presidencia por última vez.  

Francisco Flores, lacayo de los dueños del partido sigue el camino de la malversación de fondos de sus antecesores, pero él pretende adueñarse del partido, lo que sus patrones no le permiten y al no contar con su apoyo tanto él como su sucesor Saca caen en manos de la justicia. 

Se me sugiere escribir sobre lo nuevo que acontece en políticapúblico “Los guerreros de la libertad” ampliado se la regaló al entonces candidato de ARENA Rodrigo Ávila. Esta contiene el análisis de la presidencia de Saca y como lo manipula y mi veredicto es que ARENA perderá las elecciones ante el FMLN. 

Esto por supuesto aumentó la critica y condenas en contra de su servidor del 99 % areneros que aún creían que la “derecha” era la causa por la que debían luchar. Estas personas no saben que un partido político en El Salvador es para robar, mantener ignorante y en la miseria a la gente para los dueños del partido aumenten sus fortunas y dirijan el país. 

Se llegó un momento crítico para el partido y los dueños del partido se ven obligados a dar la cara y asumir la dirección ante el mal manejo que sus empleados.  

Mi análisis resultaba entonces cierto y ARENA perdía elecciones y votos. 

Entonces por revelar la verdad, se me tildaba de comunista. 

El COENA oligárquico resultó más nefasto que el de sus empleados y esto se traducía en más votos para el FMLN. 

Transcurre el gobierno de Funes y nuevas elecciones vienen, está vez cometo un grave errordecido apoyar la candidatura de Antonio Saca. Por su puesto lo hice pues actuó en contra los dueños de ARENA, pero ignoré las advertencias sobre su corrupción. Antes de la elección realicé mi error, pues el gran capital lo había puesto de rodillas. 

El FMLN se alza con una nueva victoria y los resultados electorales en las alcaldías ven surgir una nueva figura política que lleva al FMLN a ganar la alcaldía de San Salvador. Este personaje enfrenta a la estructura terrorista y no es escogido para reelegirse y la candidata del FMLN no gana la elección.  

Algo anda mal, ¿El triunfo anterior no se debió entonces al partido? ¡Se debió al candidato! 

El pueblo salvadoreño viene sufriendo gobiernos militares, trece años de guerra y treinta años de gobiernos corruptos esto hace que la su situación económica, la mala educación y la falta de oportunidades frustrante a los ciudadanos. No hay futuro, en cambio la criminalidad, la corrupción y los políticos corruptos y negocios ilícitos prosperan. 

Por estas razones en el 2019 al darse las elecciones presidenciales, el pueblo vota por el que fue alcalde del FMLN, figura que ofrece por sus acciones ¡esperanza! a los que lo eligen presidente. 

Los que ostentaron el poder, aún tratan de recupéralo y llevan al COENA en septiembre del 2019 a una persona se lucro del pueblo vendiendo medicina cara. Y este 14 de agosto este señor es arrestado por defraudar bienes del pueblo salvadoreño, lo que debe ser probado en juicio. 

Pero ¿Quiénes lo llevaron a dirigir el partido, ignoraban de las actividades de este señor? O hay razones para confirmar que ellos son tan corruptos como él.  

¿Quedarán aún fanáticos que vayan y voten por este partido o por el FMLN?