Dominio mundial e intereses

Dominio mundial e intereses. “El 1 % de la población mundial, los poderes bancario y armamentista, al controlar el dinero de la nación someten al gobierno de los Estados Unidos quién les adeuda un 123 % del PIB”: Ernesto Panamá

El interés económico controla gobiernos endeudados

El mundo global” fue el slogan vendido durante una década y algunos creímos que había llegado la igualdad entre seres humanos.

Sin duda a quienes lo creímos, nos costó más el aceptar y entender, que la igualdad para las naciones subdesarrolladas sería la de “colonias de pordioseros” ante los dueños de la banca central, dueños del dólar y la élite fabricante de armas, los dictadores de la unipolaridad.

Pero existe en realidad un “mundo global”, y en este universo la esclavitud y el sometimiento no existen.

La riqueza de la madre tierra es natural y está distribuida en diferentes zonas geográficas habitadas por distintas naciones.

Ejemplo el petróleo, su utilidad genera interacción entre yacimientos, productores, transformadores, consumidores, etc., este ejemplo puedes repetirlo con alimentos, minerales, energéticos o de cualquier tipo, siendo evidente que la “interdependencia” es la forma natural de coexistencia para los habitantes de la madre tierra.

Lamentablemente intereses egoístas buscan enriquecimiento y poder utilizando el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para endeudar y someter gobiernos.

El 1 % de la población mundial, los poderes bancario y armamentista, al controlar el dinero de la nación someten al gobierno de los Estados Unidos quién les adeuda un 123 % del PIB (Producto Interno Bruto). El gobierno Biden obediente a sus acreedores promueve la expansión de la OTAN y “la unipolaridad” del dólar.

A abril del 2022 este poder controla a otros gobiernos endeudados como Alemania 69 % del PIB, Francia 112.9 %, España 118.4 %, Reino Unido 102.61 %, etc., gobiernos que protegen el dólar y la expansión de la OTAN, y Biden representate del gobierno “más endeudado”, lidera el grupo para imponer un séptimo paquete de sanciones a la Federación Rusa. ¿Casualidad?

Las sanciones pretenden suspender el suministro de energéticos incluyendo el “uranio” proveniente de la Federación Rusa.

Las anteriores sanciones dejaron a las inteligencias norte americana y europea en ridículo, pues no previeron que la Federación se venía preparando para minimizar el daño de las sanciones disminuyendo su deuda, acumulando oro y superándolos en tecnología militar y espacial, razones por las que las sanciones afectan más a norteamericanos y europeos.

El aumento del costo energético afecta a las naciones europeas, reducir su dependencia o sustituir el gas y petróleo lleva a los gobiernos a plantearse construir más plantas nucleares.

Solución que no pondrá fin a la dependencia euroasiática, pues el uranio fuente de energía no la poseen ellos. Además, olvidan que miembros de la Unión Europea, pertenecieron al Pacto de Varsovia, y su fuente de energía depende de Rusia.

“Los recursos naturales y su distribución no promueven la unipolaridad”.

Se estima que más de un 20 % de la energía nuclear europea es dependiente de la potencia euroasiática y el Uranio es la fuente para su desarrollo.

Además, olvidan que intereses personales condujeron en marzo del 2009 al gobierno de Hussein Obama a permitir que Hilary Clinton dirigiendo el Departamento de Estado “vendiera sus reservas de Uranio en Canadá, al presidente Putin”.

Estados Unidos demanda cortar el suministro de gas, petróleo y energía nuclear euroasiático y los afectado son las naciones aliadas. El desarrollo de más plantas nucleares implica compra de Uranio cuyo precio está por las nubes y la Federación Rusa es dueña de gran parte de sus minas.

Tristeza causa ver a los “líderes” europeos sometiéndose a las presiones de banqueros acreedores, sacrificando a españoles, franceses, alemanes, italianos, suizos, griegos, etc., quiénes deben someterse a la unipolaridad monetaria de quiénes promueven el mundo global colonial, y se oponen a la existencia del mundo multipolar global que permitiría el desarrollo del planeta en paz, compartiendo la riqueza de la naturaleza.

NOTA

La cobardía y la corrupción hacen tambalear al dólar, a los acreedores y al gobierno norteamericano permitiendo que un presidente disfuncional conduzca a la humanidad a la guerra y retroceso económico e impide la aplicación de la ley a traidores como Hilary Clinton.

Te invito a conocer en estos tres ensayos, El principio del fin de la corrupción¿Qué sucede en EE. UU.? y Revolución Mundial información que te ayudará a comprender en forma sintetizada, por qué debe acabar la unipolaridad que rige al planeta.

Salir de la versión móvil