No hay mal que dure cien años – El Pasado

 

En 1927 hace noventa y tres años da inicio la Revolución Comunista China, en la que se enfrentan los nacionalistas del Kuomintang con el PCCh (partido comunista chino). 

Es hasta el 1 de octubre de 1949 veintidós años después que se instaura la República Popular China y el PCCh inicia el establecimiento de un estado totalitario objetivo que logra tras la revolución cultural que se extiende por diez años de 1966 a 1976 período en donde los valores culturales de la sociedad son reemplazados y se impone el pensamiento de Mao entonces líder el PCCh. 

Esto sucede después de la “Gran Hambruna” 1958 – 1962 durante la que los comunistas mandan en China y su ineficiente sistema acaba con la vida de 45 millones de personas. Quedando Mao y sus cómplices en desgracia por lo que la Revolución Cultural se hace necesaria y de esta forma aniquilan la última resistencia y Mao es revindicado como líder. 

1949 - 2020 setenta y un años pasan en los que mil trecientos noventa y tres millones de seres humanos, no han conocido la libre expresión y viven sometidos a lo que la cúpula gobernante considere y disponga sea lo conveniente para ellos. 

Por supuesto este sistema está lejos de ser honrado y esto es parte de las luchas de poder. 

Por supuesto este sistema está lejos de ser honrado y esto es parte de las luchas de poder. 

Durante estos 71 años se han dado cambios cosméticos que han sido necesarios para mantener sometida la naturaleza del espíritu humano e incluso el PCCh ha sido exitosos en la expansión de la corrupción, logrando además que los ambiciosos empresarios extranjeros llamen a la opresión de libertades, estabilidad laboral. 

Deng Xiao-ping fue el genio tras la industrialización y esto impulsa al PCCh a considerar que con su sistema dictatorial se puede llegar a ser la potencia mundial dominante. 

Como resulta normal en la naturaleza humana, la competencia y rivalidades políticas existen y alguien debe prevalecer, en occidente estas diferencias se resuelven en las urnas democráticamente, en China las purgas es el método para eliminar a la oposición. 

En China las pugnas por alcanzar la dirección del PCCh es algo habitual, pero el sistema de control no permite que esto sea conocido por la masa del pueblo chino y que lo mínimo se filtre al exterior. Por supuesto este sistema está lejos de ser honrado y esto es parte de las luchas de poder. 

El proyecto de ingeniería más caro del mundo fue sugerido por Mao en 1950 y este fue el de la construcción de “Las Tres Gargantas” pero su construcción se inicia hasta1993. 

                      1.Ilustración - 1 Foto de Mosingenieros 

 

El costo de la obra se calcula en 75mil millones de dólares.  Está ubicada sobre el rio Yangtzé en la provincia de Hubei. A su máxima capacidad la presa retiene agua a 91 metros sobre el nivel del rio, esto equivale a un peso de 42 millardos de toneladas sostenidas por una pared de 2335 metros, lo que la NASA ha considerado que ha provocado que la tierra haya alterado su eje en 2 centímetros. 

Las críticas a la construcción van desde la extinción de especies, la pérdida de patrimonio, los masivos desplazamientos de personas y la corrupción de los líderes, familiares y burócratas que se enriquecieron con el proyecto. 

Jiang Zemin quien gobierna de 1993 - 2003 y Hu Jintao quien lo hace del 2003 – 2013 son los dirigentes de los gobiernos responsables de la obra y ellos y sus grupos son los que más se han favorecido de ella. 

Xi Jinping, actual presidente asume el poder en el 2013 y ocupa los cargos de Secretario General del PCCh, presidente de la República Popular de China y director de la Comisión Militar. 

Li Keqiang es quien ocupa el puesto de primer ministro o premier del Consejo de Estado, segundo en el poder y recientemente en el mes de julio han sido públicos los desacuerdos entre ellos. 

Xi una vez se consolida en el poder introduce reformas en las directrices del partido que le permiten continuar en el poder de forma indefinida. 

La obra se finalizó en el 2016. 

El plan expansionista que Xi Jinping dirige, el más ambicioso de la historia según expertos militares, marchaba bien hasta finales del 2016. China era entonces propietaria de gran parte de la deuda norteamericana, sus inversiones se expanden hasta adueñarse de la industria del cine, universidades y la compra de políticos. Sus exportaciones pagaban aranceles bajos y los ingresos del PCCh jugosos, mientras las exportaciones de EE. UU. paga aranceles prohibitivos lo que hacía crecer su déficit comercial. 

El PCCh obliga a las corporaciones que se establecen en China a que en sus directivas se nombre un miembro del PCCh, que sus patentes, derechos de autor y secretos industriales sean violados a cambio de lucrarse de la privación de libertades y los bajos salarios allí existentes. 

Además, el PCCh es agresivo en la celebración de nuevos acuerdos y en la implementación de políticas económicas y financieras. 

Celebran el tratado de comercio llamado “Ruta de Seda” y además fundan BRICS entidad financiera con la que busca desplazar a los EE. UU. en el mercado crediticio de países desarrollados. 

Militarmente expanden su control en el mar de China creando islas artificiales las que convierte en bases militares. 

Con este plan expansionista a finales del 2016 China se perfila como la futura potencia dictatorial. Acontecimiento que los globalistas celebran. 

Pero ¡no hay mal que dure cien años! 

Page Break