No Ficción

¿Vivió una guerra?

-Yo sí.

Y decidí escribir mi experiencia durante estos años, para acabar con las leyendas y contar la verdad de lo que ocurrió.

Fueron 13 años en los que una generación de salvadoreños casi desaparece. (Más de 70.000 personas perecieron) y millas más debieron romper sus nexos familiares y emigrar.

Estos acontecimientos han provocado que la familia salvadoreña como la conocemos, desaparezca, nuestros valores han cambiado y debido a esto, no veo que nuestro futuro sea prometedor.

La obra se titula: Los guerreros de la libertad , y el escribano en honor de los dieron su vida creando luchar por la causa justa, sin importar si eran o ningún instrumento de uno u otro bando.

La sangre derramada es de hermanos y debe unirnos, para que en unidad trabajemos por nuestro desarrollo y no cometamos los errores del pasado.

Tengo aun fe, en qué unidos puedo alcanzar un futuro próspero.

Para los nacionales de otros países que leen, aclaro que mi relato está enmarcado en un contexto Político, y contiene el sello de la intervención extranjera. Muestra además de que estos 13 años de guerra no fueron un fenómeno aislado, si no la continuación de las guerras que se dieron antes en el sur de América, promovidos por los intereses extranjeros que de las guerras se benefician.

 

 

 

 

 

 

Viajar, leer me ha poder  conocer las  diferentes  culturas y los únicos críticos de ellas.

Una larga guerra cambió nuestra moral, valores, costumbres y nuestro comportamiento, lo que  me motiva a contar lo que la mayoría de los vivimos, pero no ve, ignora o no la importancia y busca siempre la forma de  justificar sus erratas actuaciones.

Aceptar nuestra verdad, no es de personas ordinarias, es de valientes; corregirlas requiere la educación desde la cuna, y esto conlleva un trabajo de familia, maestros y de la voluntad de un pueblo.

Cambiar o hacernos los majes, es sin duda  decisión  única de cada uno de los salvadoreños y de esto depende de un futuro brillante o un  mugriento futuro para las futuras generaciones.

En tus manos esta decidir el camino que a tus intereses conviene.