Creatividad

¿Cómo conocí un Pepito, Pelota y Pelotilla?

En 1960, cursando de quinto grado, el profesor preguntó a los alumnos, si alguien podía contar con un cuento, mientras que él se dedicaba a corregir los exámenes recién pasados.

Los años transcurren pero la amistad permanece

Solo uno se ofreció para contar un cuento y fue: Vicente Basagoitia.

Nadie entre los compañeros sabía, que “chente” como le llamábamos, supiese contar cuentos.

Chente paso al frente y el cuento dio inicio: fue entonces que Pepito, Pelota y Pelotilla aparecieron en mi vida.

Los tres, los héroes de las varias aventuras que sucedieron en ellos Pepito, Pelota y Pelotilla se enfrentaban a los malos de la época: Drácula, Frankenstein, el monstruo de la Laguna Negra, el Hombre de Piedra, etc., y siempre emergían victoriosos .

Luego, Pepito, Pelota y Pelotilla, pasaron al fondo de mi mente por más de diez años. Fue hasta que me convertí en padre de familia cuando viajábamos en auto con mis hijas, Anabella y Claudia María, que empecé a improvisar los cuentos de Pepito, Pelota y Pelotilla.

Las chicas crecieron y de los tres héroes vuelven a la profundidad de mi mente y permanecen allí por más de tres décadas más.

Mi primera obra escrita es No ficción:  Los guerreros de la libertad , la luz en el año 2004, y fue después de su presentación que mis hijas mayores me llevaron a escribir los cuentos de Pepito, Pelota y Pelotilla.

La idea en principio no me hace sentido, pero su insistencia fue dándome confianza. Me dijo: si recuerdan los cuentos después de treinta años y me piden escribirlos, significa que los gustaban y así la idea madurando iba madurando.

Muchos años han transcurrido desde 1960, los malos de hoy son diferentes, y para escribir y publicar un cuento no puedes utilizarlos, pues son creaciones y marcas registradas.

El reto se complica, se crea nuevos personajes malos, se describe, se duplica el volumen y se crea el mundo de maldad en el que se desarrolla. La tarea no se veía fácil En lo personal, no me había preocupado por el desarrollo de habilidades ilustrativas.

Serie de cuentos para niños

En el año 2005 la primera obra de las aventuras de Pepito, Pelota y Pelotilla estaba casi finalizada.

El cuento se llamaba: Aventura en el Valle del Encanto, y sobre pasaba las nueve mil palabras.

Por supuesto que al no contar con ilustraciones debí buscar apoyo y visité a El Aleph amigo y reconocido artista plástico salvadoreño, quien acepto el reto de hacer algunas ilustraciones para el cuento.

Por tener un estilo muy original en su arte, en realidad no me imaginaba cual sería el resultado de su creatividad. Le deje el cuento para que lo leyera y me marché; la espera dio inició pasaron los meses y finalmente me Aleph me llamó para entregarme a su creación.

Aleph me obsequió el óleo, de la que fue la portada del libro, y tres dibujos en lápiz que forman parte de las ilustraciones interiores del libro.

Sin duda, un cuento infantil debía contar con más de tres ilustraciones y así es como el dibujo de una cabaña de madera que aparece, es obra de Anabella mi hija mayor. Este su servidor decide jugar en Photoshop con el óleo de Aleph y de allí surgen otras ilustraciones como la de la Montaña de la media noche, el estudio de Grifo el líder de los malos y otras, todas las ilustraciones en blanco y negro que aparecen en la obra.

Sucede luego que de vacaciones en la playa con los nietos, hijos de Claudia y Andrés, Marcela y Rodrigo, ellos se dispusieron a escuchar a su padre leyendo el cuento del abuelo.

Futuros por la que trabajamos

Mi sorpresa fue mayúscula al ver como los nietos de 5 y 7 años escucharon con atención a su papá leyendo mi obra.

Me sentí muy bien, porque ahora sabía que a los pequeños les atraía y gustaba la narración del cuento.

Como podrá apreciar el amigo lector, Pepito, Pelota y Pelotilla hasta ahora no aparecen ilustrados en el cuento, pues no se contaba con ilustraciones de Pepito, Pelota y Pelotilla, solo vivían en mi mente.

Un par de meses transcurrieron pasadas las vacaciones en la playa cuando Claudia mi hija  me sorprende entregándome  el trabajo de Marcela. Ella resulta ser la primera en ilustrar a Pepito, Pelota, Pelotilla y a los principales personajes de la obra, Aventura en el Valle del Encanto.

Marcel Fashen es la primera que ilustra los personajes de Pepito, Pelota y Pelotilla

Las primeras ilustraciones de Pepito pertenecen a Marcela Fahsen

Me impresionó mucho el trabajo de la pequeña, porque el escuchar el cuento influyo en ella de tal forma que la lleva a crear a los personajes y pasajes de la obra.

Déjenme decirles que como autor y abuelo este evento, forma parte de la motivación que me mantiene escribiendo.

Se lo comente a mi amiga Brenda Lizet Guadrón y mostré los dibujos de mi nieta y me dijo que un trabajo como el de mi nieta, merecía un estímulo y que debía publicarse con el cuento. Consejo que implementé.

En este enlace: Las aventuras del Valle. del Encanto, podrán bajar la obra gratis.

No omito manifestarles que a mediados del año 2013 según la empresa Barnes and Noble, Las aventuras del Valle. del Encanto, ocuparon por tres semanas consecutivas un lugar entre los diez libros más vendidos en idioma español, en los EE. UU.

Cuatro años más tarde en Multi Plaza conocí durante una actividad de ilustradores a dos jóvenes recién graduadas de la escuela de diseños de la Universidad Don Bosco, ellas son Kenny Girón ahora Decano de Facultad y Mariana Rivas quien continúa colaborando con este su servidor en maquetación e impresión de mis obras, y quiénes me ayudaron en el diseñó la portada de la segunda edición de Los guerreros de la libertad .

Además, me colaboraron entregando mi siguiente cuento a sus compañeros y talentosos ilustradores. Así fue que recibí varios dibujos de Pepito, Pelota y Pelotilla.

Y fue hasta cinco años después de la publicación de mi primer cuento, que Aventura en el Valle de los Elefantes , estuvo listo para publicarse. Conocí a un joven de nombre Oscar Cornejo, pues sus ilustraciones me había dejado estupefacto, eran las mismas que yo tenía en mi mente, el había leído el cuento y creado los personajes. Me los había sacado de mi mente.

Creatividad, docencia, ilustrador,Resultó el encuentro en una amistad y colaboración que aún mantenemos. Oscar KEIN Cornejo recién graduado entonces, es ahora catedrático en varias universidades y sus diseños forman parte de producciones animadas de Hollywood , y además es escultor.

Así es que el primer cuento infantil totalmente ilustrado a la luz, y los colores de Óscar transformado:  Aventura en el Valle de los Elefantes .

Comprendí que entonces un autor pone su nombre en las portadas porque tiene el mérito de haberla creado.

Pero en cuento infantil las ilustraciones y el color, resulta ser el 50% del atractivo para padres e hijos. De esta forma lo escrito y lo  ilustrado alcanza el 100% para los pequeños.

Por qué razón razón, qué en las puertas de los cuentos, comparte autoría con el ilustrador y está en la razón de que ambos nombres Ernesto Panamá y Oscar Cornejo aparecen en las puertas de los cuentos.