fbpx

Cuando la haces, la pagas.

La ley del Karma se cumple aun cuando la justicia humana no sé apliqué, en este caso el precio pagado solo tú lo sabes.

Pero cuando la justicia de los humanos se da y es del conocimiento público, la diferencia con el Karma es que propios y extraños conocen de los acontecimientos y la vergüenza la sufren la familia y quienes te apoyaron es tus proyectos o cómo líder. Ahora que guardas prisión, saben que te serviste de tu pueblo y de ellos para enriquecerte.

Lamentable es que esto ha sucedido en El Salvador a líderes del FMLN y ARENA.

Claro algunos parientes de quiénes guardan prisión, alegan legalidad por la apropiación de bienes públicos y buscan que el pueblo se apiade de sus corruptos parientes.

Parientes y exdirigentes del FMLN claman inocencia para quiénes guardan prisión, olvidan que en el 2017 representantes del FMLN en la asamblea legislativa acusaron a miembros del gabinete de ARENA de recibir sobre sueldos y demandaron entonces castigo para Margarita Escobar, Rodrigo Ávila y el expresidente de la Cámara de Comercio Luis Cardenal Debayle, mencionados en esa ocasión.

Resultando qué al asumir el FMLN la presidencia en el país, continuaron con la práctica de esta ilegalidad, y además premiaron con los impuestos de pueblo a ciertos miembros del gabinete con cientos de miles de dólares en bonificaciones.

La dirigencia del FMLN le creyó a “los dueños de la finca” que su sistema de mal manejo de fondos públicos era perfecto y que perduraría para siempre.

Los beneficiados con el dinero del pueblo piensan nos lo merecemos, pues somos revolucionarios, miembros de las fuerzas terroristas. En su mente era justo recibir 60.000 o 240.000 dólares anuales como sobre sueldo pues la destrucción y asesinatos cometidos lo justificaban.

La valoración del FMLN de los ciudadanos salvadoreños era la misma de los dueños de la finca, “los tontos vivirán siempre sometidos y como élite nos enriqueceremos cada día más”.

En el 2007 la Corte Suprema dictaminó que el pago de sobre sueldos es inconstitucional. El entonces presidente Mauricio Funes y su ministro de hacienda Carlos Cáceres, deciden ignorar el dictamen malversando el dinero que debió utilizarse para medicinas, educación, seguridad y se lo entregaron a sus cómplices ministros.

El fiscal Raúl Melara inicia en el 2019 con la investigación y como integrante del sistema corrupto, termina su cargo sin un dictamen. Siendo el nuevo fiscal Rodrigo Delgado, dos meses después de haber sido nombrado quién concluye la investigación, presenta las pruebas al juez y este decreta la detención de los primeros corruptos miembros del gabinete del FMLN.

La asamblea legislativa pronto someterá a la fiscalía los resultados de la investigación de los involucrados en entregar y recibir sobre sueldos de los gobiernos de ARENA, y si se prueba el delito este será presentado al juez quién emitirá las órdenes de captura siendo los próximos en ir a prisión ex miembros de los diferentes gabinetes ampliados de ARENA.

Actualmente somos testigos de cómo los dueños de la finca pagan a sus medios de prensa, diputados, dirigentes de partidos e incluso senadores demócratas norteamericanos, corean consignas de desprestigio al gobierno, gabinete y fiscalía. Todos alegan que los ladrones “robaron legalmente” y razonan que no es justo se les haga pagar por sus crímenes.

Por supuesto es imposible calcular cuantos fallecieron en hospitales del estado por falta de medicinas o equipo moderno, pero pobre ministro solo se embolsó un cuarto de millón de dólares. No se puede precisar la cantidad de policías que murieron por falta de buen equipo o cuantos jóvenes no hubiesen sido víctimas de pandillas si ese dinero mal usado, hubiese sido invertido en educación.

Pero pobrecitos, los expresidentes de los dos partidos y sus gabinetes únicamente malversaron un aproximado de 1.500 millones de dólares en treinta años siendo culpables además del aumento de la deuda.

Para los dueños de la finca, los corruptos dirigentes del PCN, PDC, ARENA y FMLN, el que la vida de ciudadanos se pierda “no es su culpa, no es delito”. Para ellos es más importante evitar que sus apellidos y el de sus cómplices se manchen.

La batalla apenas comienza. Salvadoreño debes mantenerte informado, vigilante, apoyar y criticar a las manzanas podridas que puedan existir dentro del gobierno que elegiste.

Por yanglorm